Texto: Lara Briden
Traducción: Flora Bosch
Foto de Pexels

 

Según un artículo publicado en The Lancet, las migrañas que aparecen durante la menstruación son más intensas que las que tienen lugar en otros momentos del ciclo.

Entre las posibles causas de las migrañas menstruales se incluyen la abstinencia de estrógenos al final del ciclo y una liberación de prostaglandinas e histamina que depende de los estrógenos. Un tratamiento con progesterona bioidéntica (igual a la producida por el organismo) puede ayudar a proteger el cerebro de la abstinencia de estrógenos y a reducir la frecuencia e intensidad de las migrañas menstruales.

Cómo las hormonas afectan las migrañas

Las migrañas menstruales son más comunes cuando hay niveles altos y fluctuantes de estrógenos y niveles relativamente bajos de progesterona, lo que sucede durante la perimenopausia. Por eso, son más comunes entre los 40 y los 55 años.

Los estrógenos altos y fluctuantes promueven las migrañas, por un lado, al estimular las células inmunitarias para que produzcan más prostaglandinas e histamina y, por el otro, al conducir a una abstinencia de estrógenos elevada, que interrumpe la serotonina y el glutamato, dos neurotransmisores.

Dato: Una nueva investigación sugiere que las migrañas pueden ser causadas por “plumas” de glutamato, un neurotransmisor excitador, que se mueven en olas a través del cerebro.
Al reducir el glutamato y calmar el cerebro, puede que la progesterona ayude a prevenir las migrañas menstruales.
 

Tratamientos naturales para las migrañas menstruales

– El magnesio protege a las neuronas del glutamato y puede reducir la frecuencia e intensidad de las migrañas. También estabiliza los receptores de serotonina, reduce la inflamación y previene la liberación de la sustancia P, el neurotransmisor que promueve el dolor. Se combina bien con la taurina, un aminoácido calmante que también puede ayudar a prevenir las migrañas.

– La progesterona bioidéntica funciona mejor cuando se la toma durante las dos semanas previas a la menstruación. Puedes consultar la sección de migrañas en mi libro Cómo mejorar tu salud hormonal. (Nota: Ningún tipo de anticonceptivo hormonal tiene progesterona porque los fármacos anticonceptivos son progestinas, que no tienen el mismo efecto de reducción de migrañas).

– La riboflavina (o vitamina B2) también puede ayudar a prevenir las migrañas. Normaliza la producción de serotonina y mejora la función de la enzima MTHFR, que se vincula con las migrañas.

– La melatonina reduce la inflamación y puede funcionar tan bien como la amitriptilina para prevenir migrañas.

– En un estudio, se encontró que llevar una dieta sin gluten elimina las migrañas en el 89 % de los participantes. Una posible explicación es que la sensibilidad al gluten puede causar glutamato alto al desencadenar una reacción autoinmune contra la enzima glutamato descarboxilasa, que convierte el glutamato en GABA.

– Por último, los suplementos de hierro pueden servir, pero sólo para las migrañas postmenstruales o las migrañas del fin de la menstruación, que son causadas por la breve anemia por deficiencia de hierro que resulta de la pérdida de sangre menstrual.

Los anticonceptivos hormonales pueden empeorar las migrañas

Todos los tipos de anticonceptivos hormonales pueden empeorar las migrañas, y las píldoras de estrógeno generan un riesgo de accidente cerebrovascular significativo para quienes sufren migrañas.

Dato: Si usas el DIU hormonal y sientes un dolor de cabeza intenso y punzante, consulta a tu médica: podría ser un trastorno llamado hipertensión intracraneal.

Lara Briden

Médica naturópata especialista en el ciclo menstrual. Ve el cuerpo como un sistema lógico y regenerativo que sabe qué hacer cuando se le brinda el apoyo adecuado. En sus veinte años de práctica, ha aprendido que los problemas de la menstruación responden increíblemente bien a la nutrición y otros tratamientos naturales. Su misión es llevar ese mensaje a las mujeres en todas partes para empoderarlas y que tengan períodos fáciles y asintomáticos.