Texto: Lara Briden
Traducción: Vero Gelman
Foto de Pexels 

 

El vitex (también llamado “árbol casto” o “sauzgatillo”) es una medicina natural preparada con las bayas del árbol vitex agnus-castus, una especie nativa del Mediterráneo. Antiguamente se la utilizaba para suprimir la libido de los monjes. De ahí proviene su nombre. Afortunadamente, en las mujeres no tiene ese efecto.

El vitex es una medicina efectiva para el dolor de mamas, los ciclos menstruales irregulares, los síntomas premenstruales y algunos tipos de acné.

¿Cómo funciona?

El vitex ayuda a la ovulación porque estimula la dopamina y baja la prolactina. Por eso, también puede aliviar los síntomas de prolactina alta, como los cambios de humor del período premenstrual, el dolor de mamas, el acné y el aumento de vello facial.

Cuándo SÍ usar vitex

· Para los síntomas premenstruales
Gracias a su efectividad para reducir la prolactina y su efecto calmante en el sistema nervioso, el vitex puede aliviar síntomas premenstruales como la irritabilidad, la retención de líquidos y el dolor de mamas. Hay varios ensayos clínicos que muestran su efectividad para el síndrome premenstrual y el trastorno disfórico premenstrual. También puede ser útil para cambios de humor vinculados a la perimenopausia.

· Para el dolor de mamas
Combinado con el yodo, el vitex puede aliviar el dolor premenstrual en las mamas, así como reducir los bultos y el malestar.

· Tomar por la mañana
Funciona mejor si se toma por la mañana porque es cuando la glándula pituitaria está más receptiva a su acción para propiciar la disminución de la prolactina.

· Para menstruaciones irregulares (pero usarlo con cuidado si se trata del Síndrome del Ovario Poliquístico [SOP])
El vitex puede ayudar a regularizar la ovulación y la menstruación pero no es efectivo en todos los casos y generalmente no funciona si tienes SOP. De hecho, como aumenta la hormona luteinizante, el vitex puede empeorar el SOP. Por otro lado, el vitex puede ayudar a revertir el exceso de andrógenos causado por la alta prolactina. Para ampliar esta información, lee (en inglés) “Cuatro causas del exceso de andrógenos en las mujeres”. Si pruebas el vitex para la amenorrea hipotalámica, es fundamental que también aumentes tu ingesta de alimentos y mantengas una dieta de por lo menos 2500 calorías diarias. Te recomiendo leer (en inglés) “¿Estás comiendo lo suficiente para menstruar?”.

· Tomarlo durante la fase folicular del ciclo
Por su efecto inductor de la ovulación, se debe empezar a tomar al principio de la fase folicular y continuar hasta el primer día de la menstruación.

· Hacer una pausa mensual en el tratamiento
Las pausas regulares en el tratamiento ayudan a evitar que el vitex pierda efecto. Si tienes ciclos regulares, suspende el vitex del día 1 al 5 a partir del primer día de la menstruación. Si tus menstruaciones son irregulares, toma vitex durante 25 días, luego suspende 5 y así hasta que tu ciclo sea regular.

Cuándo NO usar vitex

· No comenzar el tratamiento al poco tiempo de dejar la píldora anticonceptiva
Al dejar los anticonceptivos orales, la glándula pituitaria o hipófisis y los ovarios vuelven a comunicarse entre sí por primera vez después de muchos años (a veces, décadas). Es mejor dejar pasar unos meses para que esta comunicación se establezca antes de volver a alterar la glándula pituitaria con los efectos del vitex. Para ampliar la información sobre qué sucede al dejar la píldora, puedes leer mi libro (publicado en español por Ginecosofía) Cómo mejorar tu ciclo menstrual.

· No combinar el vitex con medicación prescrita en tratamientos de fertilidad
La combinación del vitex y los medicamentos indicados en tratamientos de fertilización in vitro puede provocar efectos colaterales, como el síndrome de hiperestimulación ovárica.

· No tomar por períodos prolongados
La efectividad del vitex para regular el ciclo menstrual es mayor durante los primeros tres a seis meses de uso. Luego de ese período sus efectos pueden atenuarse. Por eso, generalmente recomiendo tratamientos de seis meses seguidos de una pausa para evaluar la regularidad de los ciclos. En el caso de los cambios de ánimo premenstruales, sí se puede utilizar el vitex por períodos más largos.

· No tomar en la adolescencia
En general no prescribo el vitex para menores de 18 años, porque su eje hipotálamo-hipófisis-ovarios aún está madurando y no quiero alterarlo. Dicho esto, si se considera necesario algún tipo de tratamiento, el vitex es una opción más amable que la píldora.

Lara Briden

Médica naturópata especialista en el ciclo menstrual. Ve el cuerpo como un sistema lógico y regenerativo que sabe qué hacer cuando se le brinda el apoyo adecuado. En sus veinte años de práctica, ha aprendido que los problemas de la menstruación responden increíblemente bien a la nutrición y otros tratamientos naturales. Su misión es llevar ese mensaje a las mujeres en todas partes para empoderarlas y que tengan períodos fáciles y asintomáticos.