HERBOLARIO | Pimienta

Propiedades: El uso más común y conocido de la pimienta negra es como condimento. Contiene piperina, un fitoquímico que aumenta el ritmo del metabolismo y por lo tanto, favorece la quema de calorías. Este fitoquímico también aumenta la capacidad corporal para absorber otros nutrientes como la vitamina B y el beta-caroteno, previene la retención de líquidos, depurativo , ayuda a eliminar toxinas a través del sudor y de la orina, reduce la ansiedad. El aceite esencial de pimienta relaja la musculatura, mejora la circulación sanguínea y ayuda a reducir de forma eficaz la celulitis visible al aplicarla en masajes.

Formas de uso: De la pimienta se utilizan las bayas, de las que se consiguen los polvos. Las que son utilizadas con objetivos terapéuticos contienen hasta el 95% de piperina. Se utiliza directamente sobre los alimentos, pues exalta su sabor o bien se consume como infusión, acompañando al té.

Aceite esencial en masajes de relajación.

Precauciones: Ingerir grandes cantidades de pimienta negra durante el embarazo se ha demostrado que en algunos casos puede causar abortos involuntarios. La pimienta negra puede irritar las mucosas gástrica e intestinal, por lo cual no debe ser ingerida por personas que padecen acidez estomacal, gastritis, úlceras, colon irritable o problemas intestinales.

Estos productos son auxiliares sintomáticos y no reemplazan lo indicado por el/la médico/a en el tratamiento de una enfermedad. Al consultar al médico/a, infórmele que está usando esta hierba medicinal.