HERBOLARIO | Melisa

Propiedades: Por sus propiedades estimulantes, estomacales, aromáticas, carminativas y antiespasmódicas, las hojas, flores y tallos de melisa son ampliamente usados en medicina popular para tratar estados depresivos y nerviosos, insomnio, dolor de cabeza, trastornos de la menopausia y afecciones cardíacas; además es considerada de utilidad en malestares estomacales y respiratorios (tos y bronquitis). También se utiliza en procedimientos culinarios para aromatizar vinagres de hierbas, salsas, vinos, y como ingrediente de licores; sus hojas se pueden consumir en ensaladas y sopas. Por su agradable aroma, las hojas y flores secas se añaden a popurrí y almohadillas herbales. De las sumidades floridas se extrae el aceite esencial de melisa empleado en la preparación de jabones, cosméticos, lociones, etc.; es, además, una muy buena planta melífera.

Formas de uso: Interno para tratar afecciones nerviosas (depresión, nerviosismo, palpitaciones, insomnio); dolor de cabeza; molestias estomacales y respiratorias. La infusión se prepara con 1 cucharada del vegetal por litro de agua recién hervida: beber 1 taza 3 veces al día. Uso externo para el herpes simple cutáneo. La misma infusión se usa en lavados o compresas.

Precauciones: No administrar a embarazadas, durante la lactancia ni a menores sin supervisión médica. No es aconsejable su uso junto a hormonas tiroideas. Evitar su preparación en utensilios de aluminio.

Estos productos son auxiliares sintomáticos y no reemplazan lo indicado por el/la médico/a en el tratamiento de una enfermedad. Al consultar al médico/a, infórmele que está usando esta hierba medicinal.