HERBOLARIO | Girasol

Propiedades: Las semillas de girasol son comestibles, su aceite es rico en vitamina E, antioxidante, contiene además importantes vitaminas para la vista (la tiamina, que tiene un papel primordial en la nutrición del sistema nervioso, y la rivoflavina, que estimula la actividad antioxidante de la vitamina E). Las semillas de girasol son de los alimentos más ricos en cisteína, aminoácido no esencial con propiedades antioxidantes y protector de la vista.

Son un alimento ideal para tratar situaciones de estrés o ansiedad, mejoran el rendimiento cerebral, regulan el colesterol, previenen enfermedades cardíacas, son antiinflamatorias. Su alto contenido de calcio y vitaminas las hacen adecuadas para las etapas de embarazo y lactancia.

Formas de uso: Las semillas se pueden comer directamente eliminando su cáscara, tostadas en sopas, ensaladas, etc. Para la infusión de la planta se vierte ¼ de litro de agua hirviendo sobre 1 cucharadita llena de pétalos, se deja reposar 10 minutos y se cuela a continuación. Tomar 1 taza, 2 o 3 veces al día.

Precauciones: No se recomiendan consumir semillas de girasol con sal: su alto contenido en sodio y aditivos aumenta la retención de líquidos y está contraindicado cuando hay hipertensión u otros problemas como el exceso de ácido úrico, gota, celulitis, artritis, etc.

Estos productos son auxiliares sintomáticos y no reemplazan lo indicado por un/a médico/a en el tratamiento de una enfermedad. Al consultar a su médico/a, infórmele que está usando esta hierba medicinal.