HERBOLARIO | Equinácea

Propiedades: Inmunoestimulante, aumenta las defensas inespecíficas, activa la formación de leucocitos, es bacteriostática y bloquea la hialuronidasa, con lo que impide que se extiendan las infecciones, y así favorece la curación de las heridas. Tiene efectos antiinflamatorios, aperitivos, digestivos, sialagogos y diaforéticos. La equinácea es muy útil en la profilaxis y tratamiento complementario de afecciones respiratorias: gripe, resfrío común, faringitis, rinitis, sinusitis y bronquitis.

Es una de las principales plantas utilizadas para estimular el sistema inmunológico, por lo que se aplica como solución en el tratamiento de infecciones que utilizan el organismo debilitado por el cáncer y sus tratamientos para desarrollarse. Se ha usado especialmente en aquellos enfermos de cáncer cuyas defensas se encuentran debilitadas por la radioterapia o la quimioterapia.

Formas de uso: La decocción de sus raíces se prepara con 1 cucharada pequeña por taza. Hervir 5 minutos y tomar 3 tazas al día. Se puede consumir como tintura madre, se aplican 50 gotas, 1 a 3 veces al día. Para uso externo como pomada cicatrizante se prepara utilizando la relación de un 10% de tintura y 90% de lanolina sobre la zona afectada.

Además, la tintura se emplea en forma de colutorios en abscesos dentarios, y en baños, pomadas o compresas sobre quemaduras, heridas purulentas, forúnculos, acné, inflamaciones o ulceraciones dérmicas.

Precauciones: No se conocen contraindicaciones para el uso de la planta en las dosis recomendadas.

Estos productos son auxiliares sintomáticos y no reemplazan lo indicado por el/la médico/a en el tratamiento de una enfermedad. Al consultar al médico/a, infórmele que está usando esta hierba medicinal.