HERBOLARIO | Cáñamo

Propiedades: El conocimiento popular le atribuye propiedades analgésicas, relajantes musculares, antidepresivas, hipnóticas, inmunosupresoras, antiinflamatorias, ansiolíticas, antiobesidad, estimulantes del apetito, antieméticas, antiglaucomatosas, broncodilatadoras, anticancerosas y favorables al alivio de los calambres menstruales o la dismenorrea.

Forma de uso: Como el THC (compuesto activo de la planta) es insoluble en agua, las únicas vías de administración posible para el humano son la ingestión y la inhalación del humo. El efecto de infusiones y tabletas de cannabis es muy distinto al que produce fumar cáñamo. Por la vía inhalatoria se absorbe eficazmente, pero en el proceso de combustión se destruye el 80% de los principios activos. Tanto en medicina como en gran parte de las investigaciones experimentales, se administra en forma de extracto alcohólico concentrado (tintura madre), leche de cannabis, mantequilla, etc.

Las semillas son comestibles, ricas en proteínas. Se pueden comer crudas o preparar aceites esenciales. Contienen antioxidantes, como el caroteno (vitamina A) y la cisteína, además de vitamina E. Estas sustancias ayudan a hidratar la piel y a mantener sanos los ojos y las membranas celulares.

Precauciones: Los efectos adversos más frecuentemente observados en los diferentes ensayos clínicos realizados con compuestos cannabinoides incluyen mareos, fatiga, sequedad en la boca, palpitaciones, debilidad y dolor muscular. Con menor frecuencia también se ha descrito la aparición de desorientación, sensación de embriaguez, alteraciones de la memoria y la capacidad de concentración, temblores, falta de coordinación motora, náuseas, hipotensión, estreñimiento, visión borrosa, disforia, ansiedad, depresión y paranoia.

Contraindicado en personas que deban utilizar maquinaria o tengan que conducir. En este caso, se recomienda, si se ha consumido cannabis por vía inhalatoria, esperar como mínimo 2 horas antes de conducir. Y si se ha tomado por vía oral –inhalación, cápsulas o con la comida–, esperar al menos 4 horas.

Se desaconseja su uso durante la gestación y la lactancia, porque el cannabinol puede llegar al feto y también excretarse por la leche materna.

Estos productos son auxiliares sintomáticos y no reemplazan lo indicado por un/a médico/a en el tratamiento de una enfermedad. Al consultar a su médico/a, infórmele que está usando esta hierba medicinal.