HERBOLARIO | Aloe vera

Propiedades: Por vía oral, el aloe vera es un gran regulador, depurativo y tonificante general de los órganos y sistemas corporales. Recomendado por sus propiedades cicatrizantes en úlceras y problemas gastrointestinales irritativos, inflamatorios, fermentativos o infecciosos, y por estimular el sistema inmune si se requiere un aumento de las defensas naturales en casos de infección respiratoria, urinaria o ginecológica.

Aplicado externamente es antiinfeccioso, antiinflamatorio y suavizante, favorece la cicatrización y regeneración de la piel y alivia y cura heridas, llagas, eccemas, psoriasis, golpes, dolores musculares o articulares, acné, manchas en la piel, etc. Alivia el dolor, la irritación, la picazón y la inflamación. Aplicado en compresas en los días siguientes a la quemadura, solar o no, calma y acelera la regeneración de la piel dañada.

Forma de uso: Para el estreñimiento, beber 1 cucharada de jugo fresco y espeso de las hojas. El gel interno sirve para tratar úlceras digestivas, vía oral. Beber el gel de un trozo de hoja de 10 centímetros más o menos, puro o mezclado con agua o jugo de fruta, 2 o 3 veces al día (el resto de la hoja o paleta de aloe se guarda parada en el refrigerador; es conveniente hacer cada nuevo corte del trozo debajo de un chorro de agua fresca). Como cicatrizante de heridas menores, quemaduras u otro tipo de laceraciones, se aplica directamente en la piel.

Precauciones: No es aconsejable su empleo oral durante la gestación, la lactancia y en menores de 10 años, ni siquiera cuando existan dolores abdominales, náuseas y vómitos. No se debe administrar a pacientes con enfermedad de Crohn, colitis ulcerativa y síndrome de colon irritable. Como todo laxante, no se debe utilizar en tratamientos por más de dos semanas.

Estos productos son auxiliares sintomáticos y no reemplazan lo indicado por el/la médico/a en el tratamiento de una enfermedad. Al consultar a su médico/a, infórmele que está usando esta hierba medicinal.